"/> "/>

DESCANSO Y RENDIMIENTO

 27 de Septiembre, 2016  •    Articulos de los Martes  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

DESCANSO Y RENDIMIENTO

 

Normalmente cuando un deportista se quiere preparar para una competición o quiere llegar a una meta u objetivo físico en concreto lo primero que piensa es en “machacarse” en el gimnasio o en las pistas, y el segundo pensamiento que se da, casi al mismo tiempo que el anterior, es hacer una dieta estricta para rebajar esos kilitos de más, para rendir más y pulirlo con el ejercicio físico. Pero muchos obvian un factor tan importante como los anteriores, pues sin él es imposible que el cuerpo rinda al 100%: el descanso.

Un deportista, y en general todo el mundo, debe cuidar y mimar su cuerpo, pues es como una máquina capaz de dar lo mejor de sí misma, pero como toda máquina, puede fallar en algún momento si no la cuidamos correctamente, y puede darnos problemas a corto y largo plazo.

En el mundo del deporte un buen entrenamiento no lo es todo. Quien compagine la suma de un buen entrenamiento (y una buena planificación deportiva), una alimentación adecuada y un descanso correcto por las noches dará con la clave para conseguir cualquier meta a nivel deportivo que se proponga (y no olvidemos también el factor psicológico, que también es clave). A veces nos encontramos casos de personas que físicamente son muy aptas para el deporte, realizan entrenamientos a un alto nivel pero ellos mismos sienten que podrían dar más de sí y no pueden. Les preguntas sobre sus hábitos, su día a día, y te das cuenta que por diferentes circunstancias duermen poco y mal, y eso repercute muy negativamente en sus entrenamientos y como consecuencia, en su rendimiento y su estado de forma.

El factor más importante relacionado con la eficiencia del sistema nervioso es el descanso, por eso cuando un deportista no aporta calidad ni cantidad de descanso por las noches experimenta un descenso en su rendimiento. Durante las horas de sueño y descanso el organismo no solo se recupera sino que nos evadimos del estrés del día, los músculos se regeneran y se carga de energía para el día siguiente.

No se puede generalizar el mismo número de horas de descanso para todo el mundo (normalmente a 8 horas) ya que las circunstancias de la vida de cada uno condicionan desde pequeño el número de horas ideal para estar al 100% al día siguiente. Por este motivo hay personas que durmiendo 7 horas es suficiente para rendir (no se recomienda menos de 7), otros necesitan 8 y hay personas que hasta 9 o 10 horas. En el mundo deportivo, aumentar el número de horas de un deportista puede ser clave para mejorar su rendimiento.

Pero ¡ojo! dormir la mayor cantidad de horas tampoco es bueno pues puede producir el efecto contrario: dolores de cabeza, frecuencias cardíacas más elevadas, falta de concentración, malhumor, sensación de pesadez… El descanso debe ser de calidad e ininterrumpido.

 

Pero, ¿por qué es tan importante el descanso?

Algunas investigaciones hablan que un descanso de calidad (entendiendo calidad como horas suficientes de descanso y un sueño ininterrumpido) llega a suponer hasta el 20% del rendimiento deportivo, o incluso más. El 80% restante dependerá de los entrenamientos y la planificación deportiva y la alimentación.

Durante la noche el cuerpo regenera las fibras musculares rotas durante los entrenamientos, asimila los nutrientes de la cena, moldea y define el cuerpo y de esta forma ayuda a que el cuerpo esté preparado para el día siguiente. Por tanto también nos va a ayudar a prevenir lesiones musculares. Además, durante la noche el cuerpo depurará los excesos y como ya hemos dicho antes, relajará la mente.

Por si aún os parece poco, dormir bien ayuda a mantener y regular nuestro peso, pues dormir poco, para las personas que tienen problemas con la alimentación, provoca comer más y más veces. Así que irse pronto a la cama puede ser también un buen remedio para los que tengan este problema.

Un descanso de calidad fortalecerá el sistema inmunitario, ayudando a combatir enfermedades, resfriados, etc.

Entrenadores como Fran Vergnaux, entrenador de Mireia Belmonte, van más allá y afirma en una entrevista que “todos los deportistas españoles tienen una mala educación y una cultura de dormir tarde. Si ella (Mireia) en su juventud hubiera dormido más seria más grande. La gente aquí es demasiado pequeña. Si ves al padre de Judit Ignacio (nadadora, medalla de plata 200m mariposa en Berlín 2014) está muy fuerte y grande, y su madre también. Pero Judit es pequeña ¿por qué? Porque en este pais los niños no duermen. Esto es un hecho cientificamente probado. Yo a mis nadadores les pido que se duerman a las diez de la noche. Si te vas a dormir a las diez tienes ocho horas. Lo imprescindible para estar listo para entrenarte a las seis y media. Pero todos los nadadores de España se acuestan a las doce, siendo generosos, y hasta las seis duermen seis horas. ¿Dónde ponen las dos horas que faltan?”

 

¿Creeis que está exagerando? ¿Que está llevando el tema al límite? ¿o por el contrario pensáis que está en lo cierto? Quizá debamos fijarnos en el palmarés de una de sus pupilas, Mireia Belmonte, en los últimos años: medalla de oro en 200m mariposa y 400 m estilos en el Campeonato Mundial de Natación en Piscina Corta Doha (Catar) 2014, oro en 200m mariposa y 1500m estilo libre en el Campeonato Europeo celebrado en Berlín en 2014 y oro en 200m mariposa en los JJ.OO. de Rio de este pasado verano (entre muchas otras medallas de plata y bronce).

Aqúi os dejamos la entrevista de Fran Vergnaux, por si le queréis echar un vistazo:

http://diariodeltriatlon.es/not/6750/fran-vergnaux-el-factor-mas-importante-del-entrenamiento-es-el-descanso

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29