"/> "/>

MIEL Y DEPORTE: TIPOS Y PROPIEDADES

 20 de Marzo, 2017  •    Alimentos  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

MIEL Y DEPORTE: TIPOS Y PROPIEDADES

Se trata de otro de los alimentos estrella que la naturaleza nos regala. La miel es un dulce y rico producto que fabrican las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas. Las abejas lo recogen y lo transforman mediante una enzima que contiene su saliva y lo almacenan en paneles para su maduración. Su poder endulzante es mucho mayor que el del azúcar. Antiguamente se usaba la miel como barrera antibacteriana sobre las heridas debido a sus múltiples propiedades, además de actuar como antiinflamatorio y mejorando la circulación sanguínea.

Si analizamos su composición podemos clasificar la miel dentro de los hidratos de carbono. La miel nos aporta muchísima energía, es fácil de digerir y mucho más sana que el azúcar blanco. ¡Y más barato! Además es rica en fósforo y potasio, ideal para prevenir calambres musculares, y fuente de varias vitaminas como la B y la C. Contiene minerales, aminoácidos, antioxidantes… Y nada de grasa. Es ideal introducirla en nuestra dieta diaria pero cuidado con su consumo ya que su aporte calórico es muy elevado.

Para los corredores, la miel es un alimento indispensable para du dieta. Su asimilación es rápida, lo que hace que sea ideal para tomar antes, durante y post-entrenamiento. Sabemos que antes de una carrera es importante tener llenos nuestros depósitos de glucógeno y para ello es ideal este alimento. Una vez finalizada la carrera, la miel, en colaboración con algún suplemento proteínico, ayuda en la recuperación muscular, recargando de nuevo los depósitos de glucógeno y favoreciendo la concentración de glucosa en el músculo. Pero también durante la carrera es importante ingerirla. Muchos ya lo saben y ya que es más incómoda de transportar que los actuales geles, una solución es mezclarla con el agua y tomarla conjuntamente.

 

 Propiedades

Entre sus múltiples propiedades destaca:

  • Fuente de energía
  • Antioxidante
  • Regula el tránsito intestinal
  • Disminuye el colesterol “malo”
  • 100% natural

 

Tipos de Miel

Muchos lo desconocen pero existe una gran variedad de mieles. Todas ellas se agrupan en tres grandes tipos:

Miel multifloral: Como su propio nombre indica, aquellas que están formadas por muchos y diferentes tipos de flores, sin llegar a predominar alguno en concreto.

Miel monofloral: Formadas por una especie floral en concreto cuyo polen predomina por encima de otros en menor proporción. En esta encontramos:

  • Miel de tomillo: Ideal para afecciones respiratorias de tipo inflamatorio, tos convulsiva y asma. Reguladora de la tensión arterial. Muy indicada como tonificante ante la fatiga y la astenia.
  • de azahar: Gran efecto sedante. Su consumo se recomienda especialmente para personas nerviosas o que se encuentren atravesando períodos de insomnio, ansiedad o estrés.
  • de brezo: Aumenta la diuresis por lo que va bien para la retención de líquidos y piedras en el riñón y su prevención; inflamación de vejiga, riñón y uretra. Recomendada en problemas cardíacos: insuficiencia coronaria, arritmias, cardiopatías, angina de pecho e infarto. Antirreumática. Por su contenido en minerales está indicada para la anemia, inapetencia y fatiga.
  • de tilo: Destacan sus efectos expectorante y sedante, y su acción calmante en caso de jaqueca. Su consumo alivia los síntomas producidos durante los resfriados y procesos catarrales.
  • de eucalipto: Antiséptico de las vías respiratorias y urinarias, de efectos balsámicos y vermífugos. Indicada también contra catarros.
  • de castaño: Rica en hierro, beneficiosa para anemia, sangrado nasal y metrorragia (reglas abundantes).
  • de espliego: Por su poder bactericida y antiséptico. Indicada en uso externo para picaduras de insectos, quemaduras solares y heridas. Antidiarreico. Preventivo de gripes, bronquitis, resfriados. Por su alto contenido en hierro, tiene las mismas indicaciones que la miel de castaño. Favorece el sueño, modera la irritabilidad, la agresividad y el estrés.
  • de romero: Tiene efecto beneficioso en el tratamiento de las enfermedades vasculares, ya que mejora la circulación sanguínea. Mejora el funcionamiento del hígado y la secreción de la bilis de forma natural. Eficiente en casos de mala digestión, el reumatismo, la gota y la presión arterial alta.
  • Etc

Miel de bosque: Aquella que no está formada a partir del néctar de las flores sino a partir de las secreciones de ciertas plantas o de las secreciones de ciertos animales que ingieren la savia de las plantas. Destacan en este grupo la miel de encina, miel de abeto y miel de pino.

 

Para un uso deportivo y pensando en un corredor, la miel de tomillo, brezo o azahar sería ideal para tomar durante y/o después del entrenamiento por sus efectos relajantes, para reducir la fatiga y por su alto contenido vitamínico. Para carreras de larga distancia tomaríamos la miel de castaño, rica en hierro. Y es que, aunque todas son una gran fuente de energía, sí podemos aprovecharnos mejor de sus propiedades según la modalidad deportiva o el tipo de entrenamiento/competición que tengamos.

Desde Clockwork os recomendamos que os aprovechéis, con moderación, de este alimento top que nos brinda la naturaleza y de sus múltiples propiedades.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29