"/> "/>

EL ORIGEN DE LAS CARPAS O BURPEES

 26 de septiembre, 2017  •    Articulos de los Martes Clockwork  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

EL ORIGEN DE LAS CARPAS O BURPEES
Quien a estas alturas no conozca las carpas o burpees es porque todavía no ha entrenado en Clockwork o no ha pasado tiempo suficiente con nosotros.

Y los que sí lo han hecho alguna vez seguro que no olvidan su nombre ni el día que las hicieron por primera vez. De hecho, a todos se nos ha pasado por la cabeza alguna vez la siguiente pregunta. ¿Quién demonios habrá inventado esta locura de ejercicio?

Es difícil saber exactamente quién es el responsable de los Burpees que hacemos hoy. Pero podemos, sin embargo, identificar a la persona que sin duda no es el culpable del movimiento tal como lo conocemos hoy en día: el inventor, en su día, y el homónimo del ejercicio se llama Royal Huddleston Burpee.

En el año 1939 presentó un test de aptitud dentro de su tesis doctoral donde incorporaba al antecesor al burpee que conocemos hoy en día: el Squat Thrust. A diferencia de la técnica actual de la carpa o burpee, el Squat Thrust únicamente se componía de cuatro pasos:

  • Bajada a sentadilla con ambas manos en el suelo, delante de los pies.
  • Salto hacia detrás hasta la plancha prona.
  • Salto hacia delante hasta posición de sentadilla.
  • Retomar posición vertical.

 

Esta prueba de agilidad y coordinación le vino perfecta al ejército norteamericano, concretamente a la Armada y a la Marina,  ya que lo adoptaron para evaluar el estado físico de los militares de cara a la II Guerra Mundial.

Fue en este momento donde el ejercicio original creado por el fisiólogo sufrió las primeras modificaciones, incluyéndose en un Test donde se instaba a realizar el mayor número posible de burpees en 20 segundos.

Pese a la discrepancia del fisiólogo, que consideraba el ejercicio como no apto para tantas repeticiones, la Marina y el Ejército de los Estados Unidos fueron quienes, además, incluyeron el paso de push-up o flexión que realizamos hoy en día como parte fundamental del popular burpee o carpa, pasando a ser un ejercicio en ocho tiempos.

Para realizar el Test de Burpee tan sólo debemos hacer el mayor número de carpas o burpees posibles en 1 minuto. Los parámetros establecidos para este test son los siguientes:

0-30 repeticiones: Malo

31-40: Normal

41-50: Bueno

51-60: Muy bueno

+60: Excelente

 

EFECTOS Y BENEFICIOS

  • Las carpas o burpees es uno de los ejercicios más completos que existe para trabajar todo el cuerpo, desde la resistencia cardiovascular o la coordinación hasta la potencia. Un ejercicio sencillo de movimientos funcionales, pero al mismo tiempo de alta intensidad, que se traduce en un incremento de nuestra resistencia muscular trabajando pecho, brazos, glúteos, cuádriceps, hombros y abdominales al mismo tiempo.
  • Este tipo de ejercicio optimiza la quema de grasas y la producción de la testosterona. Al ser un ejercicio cardiovascular que implica tanto rango muscular, el ritmo cardíaco se dispara traduciéndose en una alta demanda de energía y quema de calorías. De hecho, este tipo de ejercicio tan intenso, genera el exceso de consumo de oxígeno post ejercicio (conocido como EPOC) aumentando el metabolismo y la quema de grasa incluso durante varias horas tras haber concluido la actividad física.
  • Ejercicios breves a intervalos de alta intensidad (como ocurre en el entrenamiento de HIIT) no solo reportan resistencia muscular, sino que también aportan resistencia pulmonar y cardiovascular. Al realizar una sesión intensa con carpas o burpees, los músculos trabajan de un modo más aeróbico con respecto a otros ejercicios, motivo por el cual la respiración y circulación sanguínea trabajan a pleno rendimiento para compensar la demanda de oxígeno por parte de los músculos.

 

 

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29