"/> "/>

PUNCIÓN SECA, ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA?

 11 de Abril, 2017  •    Articulos de los Martes Lesiones Running  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

PUNCIÓN SECA, ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SE UTILIZA?

Con el auge del deporte o la práctica deportiva en estos últimos años, una de las profesiones que más se ha sabido aprovechar de este empujón ha sido la fisioterapia. Bien por malas programaciones (a veces inexistentes) o bien como consecuencia, en ocasiones, de la práctica deportiva, fisioterapia y deporte van unidos de la mano.

Como ocurre en todas las disciplinas de la salud, existen muchísimas técnicas para los tratamientos de las diferentes lesiones que con el paso del tiempo han ido apareciendo, evolucionando o desapareciendo si no se conseguía el efecto esperado. Algunas de ellas aparecen de repente, golpeando muy fuerte sobre la mesa por su eficacia y su carácter innovador como es el caso de la punción seca.

 

Punción seca

Es una técnica de fisioterapia en la que se utilizan agujas similares a las de acupuntura para eliminar unas contracturas muy localizadas conocidas como puntos gatillo miofasciales. Se trata de una técnica semi-invasiva, ya que las agujas penetran la piel, presionando y contrayendo el punto de gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éstos producen. Para encontrar dicho punto gatillo, la estimulación (comprensión, contracción, estiramiento, etc.) del músculo es vital, ya que si se produce dolor esto nos indica que existe un punto gatillo. La aguja se puede considerar una extensión de los dedos, una técnica palpatoria más, gracias al efecto “varilla”, la aguja permite apreciar los cambios en la firmeza de los tejidos atravesados.

Los puntos gatillo son zonas del músculo débiles y con gran sensibilidad a la palpación. Se producen cuando las sarcómeras (zonas de las fibras musculares dónde se contrae el músculo) quedan permanentemente en contracción por la liberación continua de la acetilcolina, que impide la relajación de las fibras y disminuye el flujo de sangre.

Los puntos gatillo tienen unas características concretas y pueden ser de diferentes tipos o estar en diferentes estados y pueden aparecer por diversas causas: una corriente fría que afecta directamente al músculo, un movimiento repetitivo, mantener el músculo durante largo tiempo en una posición acortada, un golpe o incluso una inyección.

 

Si queréis saber un poquito más sobre los puntos gatillo aquí tenéis un video estupendo donde un profesional sobre la materia os explicará detalladamente qué son, dónde aparecen y su tratamiento.

 

Tipos de punto gatillo

  • Activos: Siempre duelen y responden a la presión con espasmos de forma local. No permiten el estiramiento completo del músculo y lo debilita, extiende el dolor a zonas alejadas de la palpación.
  • Latente: sólo duele cuando se palpa sobre él
  • Central: íntimamente relacionado con las fibras musculares que no funcionan bien. Se localiza cerca del centro de la fibra muscular.
  • Clave: responsable de la activación de uno más puntos gatillo en la misma zona en el que se irradia el dolor, a los que se les llama puntos gatillo satélite. Cuando se desactiva el punto de gatillo clave los puntos de gatillo satélites también.
  • Satélite: como hemos explicado anteriormente, punto de gatillo que se activa por un punto gatillo clave.
  • Primario: es el activado por un movimiento repetitivo o por una sobrecarga aguda o crónica sin que medie otro músculo en su activación.

 

Metodología o técnicas para aplicar función seca:

  • Punción superficial: Se introduce la aguja a una profundidad máxima de 1cm en el tejido celular subcutáneo, sin llegar a penetrar en el músculo. Tras la punción, se realiza tratamiento conservador sobre el punto gatillo, que eleva el umbral del dolor y facilita el tratamiento.
  • Punción profunda: Las agujas se introducen hasta alcanzar el punto gatillo, por lo que el tamaño de la aguja va en función a la profundidad del músculo dónde este se encuentre, y posteriormente se estimula (introduciendo y sacándola o haciéndola girar). Posteriormente se emplea otro tratamiento superficial.

Se debe acompañar la punción seca con otras técnicas o tratamientos como por ejemplo aplicación de sprays de frío y estiramientos, contracción voluntaria del músculo y liberación o liberación por presión.

 

¿Duele la punción seca?

Todo el que practica deporte de forma habitual y ha ido al fisioterapeuta puede responder esta pregunta sin ninguna duda. Sí, la punción seca duele. Obviamente hay casos y casos pero en líneas generales en un tratamiento doloroso y como tal se le debe avisar al paciente antes de iniciar el tratamiento. Eso sí, es un dolor muy breve de apenas unos segundos que todo el mundo puede soportar. También es importante recalcar que el dolor permanecerá en la zona durante los 2-5 días similar al dolor que producen unas agujetas después de un duro entrenamiento.

 

¿Es un tratamiento realmente eficaz?

Como todo en esta vida, hay profesionales a favor y en contra. Lo importante es que existen estudios que avalan su eficacia por lo que es un tratamiento de “primera mano” para los fisioterapeutas a la hora de elegir un tratamiento u otro. Lo importante pues es la calidad del profesional en quien nos ponemos en sus manos para que nos ayude a eliminar esos dolores que aparecen de vez en cuando.

 

¿Existen contraindicaciones?

Si, existen ciertas contraindicaciones que debemos tener en cuenta:

  • Atención a las zonas con heridas, tatuajes, manchas de nacimientos, etc
  • Problemas de coagulación
  • Belonefobia o miedo extremo hacia las agujas, no a todos los pacientes se les puede hacer este tipo de tratamiento
  • Alergia a algunos metales como el níquel, aunque a día de hoy existen otros tipos de aguja para estos casos
  • Mujeres embarazadas, atención a las zonas cercanas a la zona pélvica o abdominal.

 

¿Cuántas sesiones de punción seca son necesarias para eliminar un punto gatillo?

No hay una regla de tres, depende de muchos factores. Si el fisioterapeuta localiza rápidamente los puntos gatillo y se pueden tratar todos en una sesión, es posible que el número de sesiones sean pocos, notándose mejoría desde la primera sesión. Si por el contrario el fisioterapeuta encuentra dificultades a la hora de localizar los puntos gatillo relevantes o el paciente presenta dificultades y no tolera bien la punción seca, se puede alargar y deberá acudir más veces.

 

Desde Clockwork, como en todo lo relacionado con vuestra salud, os recomendamos poneros en manos de buenos profesionales que os expliquen bien cuál será el mejor tratamiento para vuestro caso. Y si fuese necesario recurrir a la punción seca aquí tenéis toda la información para que saber bien qué es y en qué consiste el tratamiento que os van a hacer.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29